Cada persona necesita un técnica distinta de yoga, por eso podemos trabajar en una personalización del estilo que sea el más adecuado para ti.

Hatha Yoga

Es conocido como el yoga físico y resulta ideal para principiantes.

Las clases de Hatha Yoga tienen un marcado enfoque tradicional con posturas que incrementarán gradualmente el control sobre el cuerpo, la flexibilidad y la fuerza. Al mismo tiempo, se toma contacto con la respiración y se inicia a los alumnos en diferentes técnicas de meditación. De esta manera, cada sesión finaliza con una relajación o meditación de unos 10 minutos para recuperarte, conectar con los efectos de la práctica que has realizado y concederte un momento total de relax.

Vinyasa yoga

Contribuyen a realizar un excelente ejercicio aeróbico ya que se enfocan en integrar la respiración, el movimiento, la plena conciencia en la práctica, la alineación corporal, la energía, la fuerza y la flexibilidad. Debido a que son intensas, aunque siempre respetuosas con las necesidades de los alumnos y sus límites, están indicadas para personas que buscan un yoga activo físicamente.

Kundalini Yoga

Las clases de este estilo de yoga son ideales para todos aquellos con mayor inclinación por la meditación y para quienes buscan un estado superior de conciencia. En general, son sesiones con un elevado componente dinámico en las que se despierta una gran cantidad de sensaciones.

Canto de mantras, ejercicios de respiración, kriyas (series de ejercicios), meditación y relajación; una clase de Kundalini Yoga reúne todos estos elementos conformando una práctica completa y profunda. Es un estilo muy recomendable para explorar y desbloquear emociones e iniciarse en la meditación.




 .